martes, 6 de octubre de 2015

Gato y ratón


En uno de los pináculos que coronan el Duomo de Milán, un gato acecha eternamente a un ratón que se sabe descubierto. ¿Logrará cazarlo cuando suenen las trompetas del Juicio Final o se escabullirá el ratoncillo entre los pliegues de la piedra?


(Foto de la autora).