domingo, 19 de febrero de 2017

Los cazadores en la nieve.





"Los cazadores en la nieve" es el título de un cuadro de Brueghel el Viejo pintado en 1565, que corresponde a una serie sobre las estaciones del año y representa el invierno. Se encuentra en el Museo de Historia del Arte de Viena.


Es un cuadro muy muy interesante en su sencillez. Las figuras de los cansados cazadores, que caminan penosamente sobre la nieve, acompañados de sus perros, se muestran en primer plano, como si el artista quisiera dejar sitio para enseñarnos otras cosas que ocurren en esa misma tarde helada.
En la parte izquierda podemos ver una construcción en la que algunos aldeanos queman paja. Es una posada, cuyo letrero está medio descolgado y muestra al santo patrón de la caza.
Más lejos, en la aldea, los campesinos se divierten patinando en el río helado. Hace tanto frío que la rueda del molino se ha congelado.


Si uno se fija bien, entre la zarza y el cazador más cercano hay unas huellas de conejo en la nieve. Es como una broma del pintor, porque los cazadores no han capturado nada, (excepto un zorro, que no es comestible).